Por lo general, la gota no se puede prevenir solo realizando cambios en el estilo de vida. Muchas personas que padecen gota necesitan medicamentos para controlarla. Es posible que pueda disminuir la cantidad de ataques cambiando aspectos de su estilo de vida. Tenga en cuenta lo siguiente para prevenir futuros ataques de gota:

  • Beba al menos ocho vasos de 236 ml aproximadamente de agua al día. Si padece retención de líquidos debido a una
  • Tome los medicamentos para tratar la gota siguiendo estrictamente las indicaciones del médico.
  • Elimine de su dieta los alimentos ricos en purinas.
  • Evite las bebidas azucaradas (como los refrescos), alimentos azucarados y el los alimentos con jarabe de maíz ricos en fructosa.
  • Evite el consumo de alcohol, especialmente la cerveza.
  • Lleve una dieta saludable rica en frutas, verduras y cereales integrales. Si tiene restricciones
    de dieta debido a una enfermedad renal, hable con su médico o dietista para controlar la dieta y la gota.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Realice ejercicio físico al menos 30 minutos al día durante 5 días a la semana para permanecer en buen estado físico.