El gen APOL1 y la enfermedad renal

Infórmese sobre la variación del gen APOL1, que aumenta el riesgo de tener enfermedad renal en personas con ascendencia de África Central y Occidental. Esto puede incluir a personas que se identifican como afroestadounidenses, afrocaribeños y/o latinos.

apol1-image2

Todos tenemos dos copias del gen APOL1 (apolipoproteína L1). Los genes son parte del ADN y le indican al organismo cuáles proteínas debe fabricar. El gen APOL1 da lugar a proteínas que participan en la inmunidad, el sistema que viene integrado en nosotros para luchar contra los agentes externos peligrosos. Algunas personas presentan mutaciones (es decir, alteraciones o variaciones) en una de las copias del gen APOL1 o en ambas. Estas mutaciones se asocian con un aumento de la protección contra un parásito africano causante de la enfermedad del sueño. Desafortunadamente, se ha demostrado que, aunque por un lado protege de esa enfermedad, en algunas personas la mutación del gen APOL1 aumenta el riesgo de presentar daños renales importantes. Quienes heredan mutaciones en las dos copias del gen APOL1 tienen más probabilidades de contraer enfermedad renal debido a, por ejemplo, una glomeruloesclerosis focal y segmentaria (GFS).

¿Qué es el gen APOL1 y por qué causa enfermedad renal?

El gen APOL1 produce una proteína implicada en el sistema inmunitario, que está integrado por las células y tejidos del organismo que combaten las infecciones. Los genes son la parte de las células que contienen el ADN. Todos tenemos dos copias de cada gen: una del padre y otra de la madre. Los genes pasan del padre y la madre a los hijos, incluso los que tienen mutaciones (es decir, alteraciones o variaciones). 

Todas las personas tienen las dos copias del gen APOL1. Normalmente, este gen produce una proteína importante del sistema inmunitario. Algunas personas nacen con mutaciones en una copia del gen APOL1 o en ambas. Si se hereda una mutación en las dos copias, la probabilidad de contraer enfermedad renal es mayor. Las mutaciones hereditarias del APOL1: 

  • Pueden dañar las partes de los riñones que filtran la sangre 

  • A veces causan la muerte de células renales, lo que puede provocar daños y fibrosis en los riñones y producir falla renal 

Por ejemplo, si se hereda una mutación en las dos copias del gen APOL1, se tiene una probabilidad 10 veces mayor de tener una enfermedad renal llamada glomeruloesclerosis focal y segmentaria (GFS) que quienes no tienen la mutación génica. La GFS es una clase rara de enfermedad renal que provoca una esclerosis (tejido de cicatriz) en los filtros que hay en los riñones. La esclerosis puede dificultar que los riñones depuren los productos de desecho. Los médicos llaman a esto "enfermedad renal mediada por el APOL1" o "GFS mediada por el APOL1". La GFS mediada por el APOL1 daña los riñones en poco tiempo y puede provocar falla renal mucho antes que otros tipos de GFS.

Webinar profesional: Enfermedad renal mediada por APOL1 - miércoles, 7 de diciembre

Group of people smiling

¿En qué personas son más frecuentes las mutaciones del gen APOL1? 

El gen APOL1 evolucionó en los últimos 3000 a 10,000 años en personas que vivían en África Central y Occidental. La mutación que surgió se asocia con una protección contra el parásito africano causante de la enfermedad del sueño. En consecuencia, las mutaciones del gen APOL1 aparecen con más frecuencia en las personas procedentes de África Central y Occidental o en personas cuyos ascendientes llegaron desde esas zonas en los últimos 500 años. Ello incluye a personas que se identifican como: 

  • Afroamericanos 

  • Afrocaribeños 

  • Latinos 

Si usted tiene mutaciones en las dos copias del gen APOL1, corre más riesgo de contraer enfermedad renal e incluso de presentar falla renal. Se calcula que el 13% de los afroestadounidenses tienen variaciones en las dos copias del gen APOL1. No obstante, no todas las personas que tienen mutaciones en las dos copias del gen APOL1 terminan contrayendo enfermedad renal. Las personas que presentan mutaciones en ambas copias del gen APOL1 tienen una probabilidad de 1 sobre 5 de terminar contrayendo enfermedad renal.  

Las personas de raza negra tienen una tasa de diversos tipos de enfermedad renal severa mucho mayor que la de las personas de cualquier otra raza. Las investigaciones sobre la mutación del gen APOL1 y el riesgo sustancialmente mayor de tener enfermedad renal que presentan las personas de raza negra han contribuido a mejorar los conocimientos sobre las disparidades que tiene la enfermedad renal en esta población. 

La enfermedad renal mediada por el APOL1: inscríbase para recibir más información

Descargue esta guía para encontrar un orientador genético. Una vez lleno el formulario, quedará automáticamente inscrito para recibir nuestra serie de correos electrónicos y más información sobre el gen APOL1 y la enfermedad renal. 

Descargue esta útil guía sobre el orientador genético.

Si responde y aún no se ha registrado, recibirá actualizaciones periódicas y comunicaciones de American Kidney Fund.

doctor checking a patient

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad renal?

Si una persona tiene mutaciones en el gen APOL1 que dañan los riñones, es posible que no note síntomas de enfermedad renal hasta que los riñones estén a punto de fallar. A medida que empeora el daño renal, la persona puede notar algunos de estos síntomas

  • Presencia de proteínas en la orina (pis) 

  • Hinchazón de las piernas o aumento de peso 

  • Debilidad y cansancio 

  • Presión arterial alta 

Si tiene estos síntomas o algún familiar tiene enfermedad renal, hable con su médico sobre la conveniencia de hacerse las pruebas de la enfermedad renal. Recuerde que la única manera de saber qué tan bien funcionan sus riñones es haciéndose las pruebas. 

doctor checking a patient

¿Cómo sabré si tengo mutaciones del gen APOL1?

El único modo de saber si se tienen mutaciones del gen APOL1 es hacerse un análisis genético. En este análisis se buscan mutaciones del gen en una muestra de sangre o de saliva. 

Es posible que usted o su médico consideren el análisis genético si usted tiene enfermedad renal y no saben la causa o si usted está pensando en donar un riñón. También puede considerar hacerse el análisis si sabe que un familiar es portador de la mutación del gen APOL1. 

Su médico puede pedir el análisis genético o derivarlo a un orientador genético, que es un profesional de la salud que tiene capacitación específica en genética y orientación. Si tiene alguna duda sobre los análisis genéticos, consulte las opciones con su médico o pídale que lo derive a un orientador genético donde obtener más información.  

Infórmese sobre los análisis genéticos y la orientación genética.  

Si tiene falla renal y está planteándose recibir un trasplante, quizá pueda pedir que al donante le hagan la prueba de detección de la mutación del gen APOL1. Si el donante tiene esa mutación, usted tendrá más probabilidades de volver a tener enfermedad renal. En la actualidad no se exige el análisis del APOL1 en los potenciales donantes de riñón ni en los riñones procedentes de donante fallecido. Sin embargo, algunos estudios muestran una menor duración del trasplante cuando el riñón procede de donantes portadores de la mutación del gen APOL1. Cuando se va a tomar la decisión de efectuar un trasplante se debe evaluar y comentar con el equipo de tratamiento la conveniencia de hacer el análisis genético del APOL1. 

group of women doing yoda

¿Qué medidas puedo tomar para evitar la enfermedad renal si me entero de que tengo mutaciones del gen APOL1? 

Se calcula que las personas que presentan mutaciones en ambas copias del gen APOL1 tienen una probabilidad de 1 sobre 5 de terminar contrayendo enfermedad renal.  

Si usted tiene la mutación del gen APOL1, quizá pueda participar en ensayos clínicos. Esto podría ofrecer a los investigadores la oportunidad de desarrollar y probar tratamientos seguros para la enfermedad renal mediada por el APOL1.  

Los participantes en los ensayos clínicos deben representar al grupo diverso de personas que tienen el problema médico que se estudia y que usarán el tratamiento en el mundo real. Sin embargo, es frecuente que las personas de raza negra, los hispanos, los nativos americanos y los estadounidenses de ascendencia asiática estén infrarrepresentados en los ensayos clínicos. Esto significa que, con respecto a la población con enfermedad renal de esas comunidades, pocas personas participan en ensayos clínicos. Siga leyendo para saber por qué es importante la diversidad en los ensayos clínicos y para analizar los motivos por los que usted debiera plantearse la participación en un ensayo clínico. 

Si usted tiene una mutación del gen APOL1, es posible que también la tengan otros familiares suyos. Es conveniente que hable con ellos para que a su vez consulten al médico sobre las opciones de análisis genético que tienen.  

Por el momento no se dispone de tratamientos para la enfermedad renal mediada por el APOL1. Sin embargo, se pueden tomar medidas para proteger sus riñones y fomentar la salud en general.  

Su médico colaborará con usted en la creación de un plan que evite o retrase la progresión de la enfermedad renal, lo cual puede incluir:  

  • Consultas médicas para hacer análisis de sangre y revisar el estado general de salud 

  • Un plan de alimentación saludable. Es posible que en el marco del plan de alimentación deba restringir algunas cosas, como por ejemplo la sal (el sodio). Infórmese sobre la alimentación saludable.  

  • Tomar todos sus medicamentos recetados tal como se lo haya dicho el médico. 

  • Hacer ejercicio al menos 30 minutos al día casi todos los días de la semana. 

  • Dejar de fumar o consumir tabaco. 

Otros recursos

Si desea más información, vea nuestro ciberseminario. 

 

Esta campaña educativa sobre la enfermedad renal mediada por el APOL1 está patrocinada por