Artículo

Cómo controlar las crisis de gota

A photo of Kyle, a gout patient
Las crisis (o ataques) de gota pueden aparecer súbitamente y ser dolorosísimas. Sepa cómo controlar las crisis de gota.

Las crisis (o ataques) de gota pueden aparecer súbitamente y ser dolorosísimas. Durante la crisis de gota aparece dolor, hinchazón y/o enrojecimiento en la articulación afectada.Las crisis de gota son de duración variable: unas duran apenas unas horas y otras se extienden varios días. A veces, las personas con gota agudasolo tienen crisis una o dos veces al año. Cuando se tiene gota crónica, las crisis suceden más seguido y se acortan los periodos de normalidad entre ellas.Hay cosas que se pueden hacer para controlar los síntomas durante las crisis de gota. Durante una crisis, el objetivo principal del tratamiento es disminuir el dolor y la hinchazón de la articulación. Si cuando aparece la crisis la persona ya toma un medicamento para disminuir el ácido úrico, debe seguir tomándolo como de costumbre. Si al momento de la crisis no está ya tomando un medicamento para disminuir el ácido úrico, no debe iniciar dicho tratamiento durante la crisis, sino después, según le indique el médico.A continuación se indican algunas maneras de controlar el dolor y la hinchazón de la gota durante una crisis:

  • Tome medicamentos, como los AINE, la colchicina y los corticoides. Hable con su médico antes de empezar a tomar cualquier medicamento. Algunos, como los AINE, no se recomiendan en las personas con insuficiencia renal.
  • Tome agua para mantenerse hidratado. Si tiene restringidos los líquidos debido a la insuficiencia renal, hable con su médico o dietista sobre el control de la gota y los líquidos.
  • No tome alcohol ni coma alimentos ricos en purinas.
  • Quítele carga a la articulación. Por ejemplo, intente caminar con un bastón si tiene afectados los pies o los dedos de los pies.
  • Eleve la articulación afectada.
  • Aplíquese un paquete frío para mantener fresca la articulación.
  • Busque modos de aliviar la tensión causada por el dolor, como la respiración profunda y la meditación.

Si el dolor de la crisis de gota no mejora nada en 48 horas, llame al médico para preguntarle por otros tratamientos que pueda probar.También hay tratamientos para prevenir que lleguen siquiera a aparecer las crisis de gota. Tener crisis de gota más frecuentes puede aumentar la probabilidad de padecerlas más aún en el futuro, por lo que es importante controlar el problema desde el principio. Consulte con su médico si los medicamentos preventivos de las crisis de gota son adecuados para usted