Artículo

Aspectos que hay que tener en cuenta antes de donar un riñón

Al donar un riñón a alguien con insuficiencia renal, ¡usted le está salvando la vida y mejorandola! Sin embargo, hay que tener en cuenta muchas cosas antes de decidir ser donante en vida. Antes de donar un riñón, dedique un tiempo a meditar con detenimiento sobre la repercusión que podría tener en su vida.
Revisión médica de
AKF's Medical Advisory Committee
Última actualización
November 2, 2021

¿Qué es la donación en vida?

La donación en vida es un tipo de trasplante renal en el que alguien vivo le dona uno de sus dos riñones sanos a alguien que tiene enfermedad renal. El donante vivo es la persona que dona su riñón sano. 

Hay dos tipos de donación en vida:

Paired Kidney Donation Graphic

 

  • La donación dirigida es cuando el donante elige a la persona específica con insuficiencia renal a la que desea donarle el riñón (por ejemplo, un familiar o un amigo).
  • La donación no dirigida es cuando el donante no va a donarle el riñón a una persona específica, sino que se lo dona a un desconocido (por ejemplo en el marco de un programa de intercambio pareado de riñones).

¿Quiénes pueden donar un riñón?

Para donar un riñón en vida es imperativo que la persona:

  • Tenga de 18 años en adelante
  • Tenga dos riñones funcionales y sanos
  • Goce de suficiente salud como para donar

¿Cómo sabré si gozo de salud suficiente como para donar un riñón?

Tendrán que hacerle una evaluación médica completa en el centro de trasplantes. Verá a muchos miembros del equipo de evaluación de donantes. Este equipo tiene el encargo especial de evaluar su candidatura a ser donante en vida, y está integrado por profesionales similares a los del equipo de trasplantes. La evaluación permitirá al equipo de evaluación de donantes decidir si usted está listo y goza de salud suficiente para ser donante de riñón en vida.

Durante la evaluación le harán muchas pruebas y análisis, como por ejemplo:

  • Análisis de sangre; por ejemplo, para determinar su tipo sanguíneo y de tejidos
  • Análisis de orina
  • Pruebas cardiacas y pulmonares
  • Medición de la presión arterial
  • Tomografía computada helicoidal (TAC) u otras pruebas de imagen de los riñones
  • Colonoscopia para evaluar un posible cáncer de colon si usted es mayor de 50 años
  • Examen de la próstata en el caso de los hombres
  • Mamografía (prueba para el cáncer de seno) y citología (Papanicolaou, una prueba para el cáncer de cuello de útero) en el caso de las mujeres

Podrá hacerse todas esas pruebas cuando más le convenga y no tendrá que quedarse a pernoctar en el hospital. 

También hablará con un trabajador social. Le hará preguntas con las que comprobar que usted está preparado, desde el punto de vista mental y emocional, para donar un riñón, y que cuenta con una red de apoyo que lo ayudará después de la cirugía de donación.

Si el equipo de evaluación de donantes decide que goza de buena salud y es compatible con la persona que recibirá el riñón, podrán aprobar que done el riñón.

¿Quiénes integran el equipo de evaluación de donantes?

El equipo de evaluación de donantes suele constar de los siguientes miembros:

  • Trabajadores sociales, que revisan su red de apoyo social y sus finanzas y lo ayudan con las dificultades, como por ejemplo las emociones, los efectos secundarios físicos y los aspectos económicos
  • Dietistas, que revisan sus hábitos alimentarios y su grado de actividad y puede ayudar a elaborar un plan destinado a elegir cosas saludables antes y después de la cirugía de donación
  • Cirujanos de trasplante, que realizan la cirugía de donación
  • Médicos con capacitación especial en áreas específicas de la medicina, como el corazón, los riñones o el hígado. Se aseguran de que usted goce de suficiente salud para la cirugía.
  • Coordinadores de donación en vida, que ayudan a organizar la evaluación, prepararlo para la cirugía y coordinar la atención médica después de la cirugía
  • Un defensor de los donantes en vida, que velará por que se protejan sus derechos y por que su decisión de donar sea voluntaria

¿Qué podría impedirme donar un riñón?

Algunos trastornos médicos podrían impedirle donar un riñón; por ejemplo:

  • Las enfermedades del corazón, los pulmones o los vasos sanguíneos
  • La presión arterial alta (en la mayoría de los casos)
  • La enfermedad renal
  • La diabetes
  • El cáncer, salvo algunos cánceres de piel
  • Los trastornos mentales graves
  • Algunas infecciones, como la infección por el VIH
  • Los trastornos por consumo de drogas o alcohol
  • Tener mucho sobrepeso (la obesidad)

¿Podré donar un riñón si tomo alcohol?

Para saber si puede donar, hable con el equipo de evaluación de donantes. En la mayoría de los casos     :

  • Si toma alcohol con moderación (hasta un trago al día en las mujeres y hasta dos tragos al día en los hombres), lo más probable es que pueda seguir adelante con la donación del riñón.
  • Si tiene problemas de consumo de alcohol, es posible que no pueda donar un riñón. Tomar demasiado alcohol puede afectar su salud general.

¿Qué beneficios podría tener la donación de un riñón?

Entre los beneficios que podría tener la donación de un riñón están:

  • Ayudar al receptor (la persona a quien se trasplanta el riñón) a vivir más y mejor
  • Salvarle la vida a alguien
  • Conocer mejor la salud y los problemas médicos de uno mismo gracias a la evaluación minuciosa

¿Qué riesgos podría tener la donación de un riñón?

La donación de un riñón conlleva riesgos físicos, emocionales y económicos. El equipo de evaluación de donantes revisará con usted los riesgos. No le permitirán donar si usted corre un gran riesgo. 

Riesgos físicos 

Cualquier cirugía conlleva riesgos. Entre los riesgos que podría tener la cirugía están:

  • El dolor en el lugar de la cirugía
  • La hinchazón abdominal
  • La debilidad y el cansancio 
  • El sangrado y los coágulos sanguíneos
  • Los problemas de la anestesia general (por ejemplo, la neumonía o infección pulmonar)
  • La obstrucción intestinal (incapacidad de expulsar las heces; es decir, el popó)
  • Las infecciones 
  • La cicatriz de la cirugía
  • La sensación de estómago revuelto

Riesgos emocionales

Después de la cirugía, algunos donantes de riñón presentan:

  • Angustia o sensación de culpa si el riñón donado no funciona bien
  • Estrés
  • Depresión
  • Temor

Durante la evaluación y luego de la donación, pida ayuda al equipo de evaluación de donantes para sobrellevar mejor sus sentimientos.

Riesgos económicos

Medicare, Medicaid o el seguro médico del receptor del riñón cubrirán los gastos médicos de la donación renal. Sin embargo, la mayoría de las aseguradoras no cubren:

  • El tiempo de ausencia laboral
  • Los gastos de cuidado infantil
  • Los gastos de desplazamiento, estacionamiento y gasolina incurridos durante el proceso de donación
  • Los gastos de alojamiento incurridos durante el proceso de donación
  • La alimentación

Podría haber programas que ayuden a pagar los gastos que no cubra el seguro. Hable con el equipo de evaluación de donantes para informarse.

A veces la donación altera la capacidad del donante para contratar seguros médicos, de discapacidad o de vida, o para contratarlos a precios que pueda pagar. Infórmese sobre los seguros de discapacidad y la asistencia pública que hay para ayudar a costear el proceso de donación.

Los donantes podrían tener dificultades para conseguir trabajo en las fuerzas armadas, las agencias de orden público, el sector de la aviación y los departamentos de bomberos, ya que podrían no admitir a personas que solo tienen un riñón.

Una vez que done el riñón, ¿tendré efectos secundarios o problemas médicos?

Una vez que se recupere de la cirugía de donación, lo normal es que esté bien y se sienta bien. Se puede vivir con un solo riñón sano. El riñón que queda podrá hacer casi todo lo que hacían los dos riñones. 

Es raro que haya problemas físicos a largo plazo por haber donado un riñón. Sin embargo, las personas que solo tienen un riñón podrían tener más riesgo de tener presión arterial alta, una situación que los médicos podrán tratar con medicamentos.

¿Cómo es la cirugía de donación renal?

La mayoría de las cirugías de donación renal se hacen por laparoscopia. La cirugía laparoscópica es un tipo de intervención en la cual se hacen cortes muy pequeños en el cuerpo y se introduce en él un laparoscopio, que es un tubo delgado e iluminado. En la cirugía de donación renal, el cirujano practica unos cortecitos (de apenas unas pocas pulgadas) en el abdomen del donante y extirpa el riñón. 

La cirugía demora de dos a tres horas y el donante se suele recuperar en el hospital durante 1 a 3 días. 

Preguntas que conviene hacerse antes de donar un riñón

Quizá le resulte útil hacerse estas preguntas antes de decidir:

  • ¿Por qué quiero donarle mi riñon a otra persona?
  • ¿Qué dudas tengo sobre el proceso de donación y sobre los riesgos y beneficios?
  • ¿Estoy listo para lidiar con los problemas físicos, emocionales y económicos que puedan aparecer durante la donación y después de ella?
  • ¿Qué pasará si tengo problemas imprevistos después de la cirugía?
  • ¿Con quién cuento para que me apoye durante la cirugía y la recuperación?
  • ¿Cómo me sentiré si el riñón que done no funciona? ¿Afectará eso mi relación con el receptor del riñón?
  • ¿Cambiaré de trabajo a corto plazo? En ese caso, ¿qué efecto tendría la donación en mi capacidad de conseguir un trabajo o contratar un seguro?

El centro de trasplantes cuenta con un trabajador social que puede ayudarlo a tomar la decisión. También puede plantearse hablar sobre la donación renal en vida con personas de su confianza (por ejemplo, familiares y amigos). 

Usted podrá detener el proceso de donación en cualquier momento y por cualquier motivo