Artículo

La diabetes

nurse cheery room takes blood diabetes
La diabetes es el principal factor de riesgo para la enfermedad renal y la principal causa de falla renal. Más de 29 millones de estadounidenses tienen diabetes y casi la mitad de todos los casos de falla renal son causados por la diabetes. Aprenda más acerca de la diabetes, cómo daña sus riñones y qué puede hacer para ayudar a prevenir o controlar la enfermedad renal diabética.
Revisión médica de
AKF's Medical Advisory Committee
Última actualización
October 28, 2021

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que hace que su cuerpo tenga problemas para producir o usar la insulina. La insulina es una hormona (un químico que su cuerpo produce) que ayuda a su organismo a convertir el azúcar que usted ingiere (también llamada glucosa) en energía. Cuando su cuerpo no usa insulina de la manera que debería, demasiada azúcar permanece en su sangre.

 

Hay tres tipos de diabetes, cada uno de una causa distinta: la de tipo 1, la de tipo 2 y la gestacional. 

La diabetes de tipo 1

La diabetes de tipo 1 es una enfermedad autoinmunitaria. Estas enfermedades se producen cuando el sistema inmunitario cree erróneamente que hay una infección y ataca a las células y los tejidos saludables. En la diabetes de tipo 1, el sistema inmunitario ataca a las células del páncreas que producen la insulina, y eso hace que la producción pancreática de insulina sea escasa o nula. El páncreas es un órgano ubicado en la parte superior del abdomen, y produce la insulina y ciertos jugos que ayudan a digerir los alimentos. No es posible prevenir ni curar la diabetes de tipo 1, pero se puede controlar con inyecciones de insulina y un plan alimentario saludable.

La diabetes de tipo 2

La diabetes de tipo 2 es una enfermedad crónica (es decir, persistente). Aparece cuando el organismo produce insulina, pero no la usa como debiera. La probabilidad de tener diabetes de tipo 2 es mayor cuando la persona tiene sobrepeso o cuando alguien más de su familia la tiene. La diabetes de tipo 2 es más frecuente en los adultos, pero debido al aumento de la obesidad infantil se ve cada vez más en los niños.

Se llama prediabetes a la situación en la que la concentración de azúcar sanguíneo es mayor de lo normal, pero no es tan alta como para considerarse diabetes de tipo 2.

La diabetes gestacional

La diabetes gestacional es la presencia de concentraciones altas de azúcar sanguíneo durante el embarazo. En la diabetes gestacional, las hormonas del embarazo impiden que el organismo use la insulina como debiera. En la mayoría de las mujeres, las cifras de azúcar sanguíneo regresan a la normalidad luego de tener a su bebé. 

Cuando una mujer tiene diabetes gestacional, el médico hará un análisis del azúcar sanguíneo de 6 a 12 semanas después del nacimiento del bebé. La probabilidad de contraer diabetes de tipo 2 más adelante podría ser mayor.

 

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?

Los síntomas de la diabetes dependen de qué tan alta sea la cifra del azúcar sanguíneo. En general, los síntomas de la diabetes de tipo 1 o 2 son:

  • Tener más sed o hambre de lo normal
  • Orinar (hacer pis) más de lo normal
  • Tener visión borrosa
  • Enojarse con facilidad
  • Sentirse muy cansado
  • Tener la piel seca o úlceras que tardan mucho en curarse

Si tiene alguno de estos síntomas, hable de inmediato con su médico.

Síntomas de la diabetes de tipo 1:     

En la diabetes de tipo 1 es frecuente que los síntomas aparezcan súbitamente, y pueden ser severos. Los síntomas son los síntomas generales indicados en la relación anterior y además:

  • Sensación de estómago revuelto o vómitos
  • Pérdida de peso sin motivo aparente 
  • Dolor de estómago

Síntomas de la diabetes de tipo 2:

En la diabetes de tipo 2, los síntomas van apareciendo poco a poco. Muchas personas no notan ningún síntoma hasta que la concentración de azúcar sanguíneo ha permanecido demasiado alta durante mucho tiempo. Los síntomas (si aparecen) son los síntomas generales indicados en la relación anterior y además:

  • Hormigueos, dolor o adormecimiento en las manos o los pies
  • Infecciones que aparecen una y otra vez

Síntomas de la diabetes gestacional:     

La mayoría de las mujeres no presentan síntomas. El médico hace las pruebas de la diabetes gestacional entre las semanas 24 y 28 del embarazo.

¿Cómo sabré si tengo diabetes?

Si su médico sospecha una posible diabetes, le hará la prueba sanguínea de la hemoglobina A1C. Esta prueba le indica al médico cómo han estado sus concentraciones de azúcar sanguíneo en los últimos dos o tres meses. Se considera que hay diabetes si los resultados de dos pruebas de la hemoglobina A1C son de 6.5% o más.

¿Por qué causa enfermedad renal la diabetes?

Las concentraciones elevadas de azúcar sanguíneo causadas por la diabetes dañan los glomérulos renales, que son el grupo de vasos sanguíneos diminutos que hay en los riñones. Estos vasos sanguíneos depuran la sangre. Cuando los glomérulos están dañados, no son capaces de depurar los desechos de la sangre. Con el tiempo, esto causa enfermedad renal. A la enfermedad renal causada por la diabetes se la llama también nefropatía diabética.

 

En las personas con diabetes, la probabilidad de tener enfermedad renal es mayor en los siguientes casos: 

  • Llevan mucho tiempo con la diabetes
  • Tienen con frecuencia concentraciones elevadas de azúcar sanguíneo
  • Tienen presión arterial alta o insuficiencia cardiaca
  • Fuman
  • Tienen antecedentes familiares de enfermedad renal
  • No respetan todos los días y al pie de la letra el plan de alimentación para la diabetes 

¿Se puede revertir el daño renal causado por la diabetes?

Una vez dañados los riñones, no se puede revertir ni corregir el daño. Sin embargo, cuando la enfermedad renal se detecta en sus inicios, a menudo hay formas de retrasar el daño y quizá evitar la falla renal.      

¿Puede la diabetes hacer que salgan piedras en el riñón?

En las personas con diabetes de tipo 2 hay más probabilidad de que aparezcan piedras en los riñones, porque se elevan las concentraciones urinarias de ciertos productos de desecho, como por ejemplo la acidez. 

¿Puede la enfermedad renal causar diabetes?

En estudios recientes se ha observado que la enfermedad renal puede elevar la concentración de azúcar sanguíneo y causar diabetes. En las personas con enfermedad renal, los riñones no pueden depurar los productos de desecho de la sangre como es debido. Esto puede causar diabetes, porque las concentraciones elevadas de urea (un producto de desecho) pueden impedir que el páncreas produzca con normalidad la insulina. La urea es un producto de desecho que genera el organismo al descomponer las proteínas.

Cuando la diabetes haya dañado los riñones, al principio no se tiene ningún síntoma. Puesto que el daño renal se produce con el tiempo, los síntomas solo aparecen en las etapas avanzadas.

La única manera de detectar la nefropatía diabética es que los médicos hagan las pruebas de la enfermedad renal. Para ver qué tan bien están depurando los riñones la sangre, los médicos hacen análisis de sangre y de orina. El primer indicio de nefropatía diabética es la presencia de una proteína (la albúmina) en la orina (el pis), y se detecta con un análisis de orina.

Las personas con diabetes se deben hacer una vez al año los análisis de sangre y orina para la enfermedad renal.

Síntomas tardíos de la nefropatía diabética

Si el daño renal empeora, podrían aparecer los siguientes síntomas:

  • Presión arterial alta
  • Hinchazón de las piernas o los tobillos
  • Orinar (hacer pis) más de lo normal
  • Menos necesidad de insulina o de los medicamentos contra la diabetes
  • Sensación de estómago revuelto o vómitos
  • Picazón en la piel

¿Cómo tratan los médicos la diabetes?

 

La meta del tratamiento es controlar el azúcar sanguíneo y mantenerlo en un intervalo saludable. Los médicos tratan la diabetes con medicamentos y con un plan alimentario:

  • En la diabetes de tipo 1, el tratamiento principal consiste en inyecciones de insulina. Estas inyecciones aportan la hormona que el organismo es incapaz de producir.
  • En la diabetes de tipo 2, los médicos usan diversos medicamentos. Estos medicamentos actúan disminuyendo el azúcar sanguíneo. A veces se logra revertir la diabetes de tipo 2 mediante una pérdida de peso.     
  • En ambos tipos de diabetes, los médicos y los dietistas ayudan a la persona a crear y respetar un plan alimentario antidiabético y a hacer ejercicio para controlar el azúcar sanguíneo.        

Para saber si el tratamiento funciona será necesario que se analice con frecuencia el azúcar sanguíneo. 

Análisis del azúcar sanguíneo

Hay dos análisis del azúcar sanguíneo:

  • Análisis de la concentración de azúcar sanguíneo en un momento dado (con un analizador de la glucosa llamado glucómetro): La persona usa el glucómetro en su casa para analizar el azúcar sanguíneo en determinados momentos del día. Pregunte a su médico con qué frecuencia debe medir su azúcar sanguíneo y cuál debe ser su concentración. 

Lo habitual es que se intente conseguir las siguientes cifras de azúcar sanguíneo:

  • Antes de comer: Entre 80 y 130 mg/dL 
  • Unas 2 horas después de comer: Menos de 180 mg/dL 
  • Hemoglobina A1C: En las consultas, el médico ordenará análisis de sangre para conocer cuál es la cifra de hemoglobina A1C. Pregunte a su médico cuál debe ser su valor de A1C. En general, el valor de A1C debe ser inferior al 7%.

¿Cómo puedo evitar que la diabetes me cause enfermedad renal?

Cree junto a su médico un plan para prevenir o retrasar el daño renal. Aunque los riñones ya estén dañados, se puede retrasar el empeoramiento de ese daño. El plan podría consistir en lo siguiente:

  • Colaborar con el médico para controlar el azúcar sanguíneo. Informe a su médico si sus valores de azúcar sanguíneo están con frecuencia demasiado altos o demasiado bajos.
  • Colabore con el médico para controlar la presión arterial.Tener al mismo tiempo diabetes y presión arterial alta puede aumentar su riesgo de presentar enfermedad renal.
  • Colabore con el médico para controlar el colesterol. El colesterol es una sustancia cerosa, como grasa, que se encuentra en la sangre. Tener al mismo tiempo diabetes y colesterol alto puede aumentar su riesgo de presentar enfermedad renal. Además, las concentraciones altas de colesterol pueden hacer que su nefropatía diabética empeore más rápido. Pregunte al médico cuál es su cifra ideal de colesterol y cómo controlarlo.
  • Tome todos los medicamentos recetados tal como se lo haya indicado el médico.
  • Vea a un educador de diabetes o a un dietista para que lo ayuden a crear y respetar un plan de alimentación. 
  • Deje de fumar o de consumir tabaco.
  • Haga ejercicio al menos 30 minutos al día casi todos los días de la semana. El ejercicio ayuda al organismo a usar mejor la insulina. 

Mantenga un peso saludable. Pregunte al médico cuál es el peso saludable en su caso.

¿Puedo recibir más ayuda para el control de la diabetes?

Sí. Un educador de diabetes puede enseñarle a controlar el azúcar sanguíneo. Su médico puede ayudarlo a encontrar a un educador sobre diabetes en su área. Para encontrar un programa de educación sobre diabetes en su zona, puede usar el localizador electrónico de la American Association of Diabetes Educators (Asociación Estadounidense de Educadores de Diabetes). Medicare y muchos planes de seguro privado ayudan al pago de las consultas con el educador de diabetes.

home nurse with white patient

Aprenda más

Un educador de diabetes puede ayudarle a aprender cómo controlar su azúcar en la sangre. Pídale a su médico que lo ayude a encontrar un educador de diabetes en su área. También puede obtener una lista de educadores de diabetes de la Asociación Americana de Educadores de Diabetes en www.diabeteseducator.org. Medicare y muchas pólizas de seguro privado ayudarán a pagar citas con un educador de diabetes.

Regresar al inicio