Artículo

Los tratamientos, las causas y los síntomas del síndrome nefrótico

hispanic man serious
El síndrome nefrótico es un conjunto de síntomas que indican que los riñones no funcionan como es debido. Estos síntomas son la presencia de demasiadas proteínas en la orina, la ausencia de proteínas suficientes en la sangre, el exceso sanguíneo de grasa o colesterol y la hinchazón.
Revisión médica de
AKF's Medical Advisory Committee
Última actualización
October 29, 2021

¿Quién corre riesgo de tener síndrome nefrótico?

Cualquiera puede tener síndrome nefrótico, pero es un poco más frecuente en los hombres que en las mujeres. En los niños aparece casi siempre entre los 2 y los 6 años. Hay otros factores que podrían aumentar el riesgo.La probabilidad de tener síndrome nefrótico aumenta si la persona:

  • Tiene una enfermedad que afecta los riñones, como la GFS, el lupus o la diabetes.
  • Toma ciertos medicamentos, como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o los antibióticos.
  • Tiene malaria o una infección por el VIH o por los virus de la hepatitis B o C

¿Cuáles son los síntomas del síndrome nefrótico?

A veces la persona no sabe que tiene síndrome nefrótico hasta que le hacen análisis rutinarios de sangre y orina en una consulta médica. Los resultados de los análisis pueden indicar la presencia de demasiadas proteínas en la orina, una cantidad insuficiente de proteínas en la sangre o mucha grasa o colesterol en la sangre.Algunas señales que podría notar del síndrome nefrótico son:

  • Hinchazón de las piernas, los pies, los tobillos y, a veces, la cara y las manos
  • Aumento de peso
  • Gran cansancio
  • Orina espumosa o burbujeante
  • Falta de apetito

¿Cuál es la causa del síndrome nefrótico?

El síndrome nefrótico aparece cuando se tiene una enfermedad que daña los filtros que hay en los riñones e impide que funcionen como es debido. Existen causas primarias y causas secundarias del síndrome nefrótico.

Las causas primarias del síndrome nefrótico son enfermedades que afectan solo los riñones.

La causa primaria más frecuente del síndrome nefrótico en los adultos es una enfermedad llamada glomeruloesclerosis focal y segmentaria (GFS). La única manera de saber con certeza si alguien tiene GFS es haciéndole una biopsia renal. Incluso con tratamiento, la mayoría de las personas que tienen GFS terminan presentando falla renal y se ven obligadas a recibir diálisis o un trasplante renal para seguir con vida. Luego del trasplante persiste la posibilidad de que regrese la GFS y se pierda el riñón trasplantado.

En los niños, la causa primaria más frecuente del síndrome nefrótico es la enfermedad de cambios mínimos.

Las causas secundarias del síndrome nefrótico son enfermedades que afectan todo el organismo, incluidos los riñones.

La mayoría de los casos de síndrome nefrótico se deben a causas secundarias. La causa secundaria más frecuente del síndrome nefrótico en los adultos es la diabetes.

La causa secundaria más frecuente del síndrome nefrótico en los niños es la diabetes.

¿Cuáles son las complicaciones del síndrome nefrótico?

Cuando se tiene síndrome nefrótico, una proteína importante llamada albúmina pasa a la orina en lugar de quedar retenida por los riñones, que es lo normal. La albúmina ayuda al organismo a eliminar el líquido extra. Cuando falta suficiente albúmina en la sangre, el líquido se puede acumular en el organismo y provocar una hinchazón de las piernas, los pies y los tobillos. También pueden aparecer otros problemas; por ejemplo, coágulos sanguíneos e infecciones.

Cuando hay un síndrome nefrótico, el colesterol se acumula en la sangre. La presencia de demasiado colesterol en la sangre hace que se formen depósitos adentro de las venas y las arterias, lo que puede provocar un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular.

Además, el síndrome nefrótico puede causar otros problemas médicos serios, como por ejemplo:

¿Qué pruebas hacen los médicos para detectar el síndrome nefrótico?

Los riñones sanos eliminan de la sangre el líquido extra y los desechos, pero no dejan que se filtren las proteínas y otros nutrientes, que regresan a la circulación sanguínea. La única manera de saber qué tan bien funcionan sus riñones es mediante pruebas. Las pruebas que hacen los médicos para los riñones son:

  1. Análisis de orina. Los resultados de los análisis de orina pueden indicarle al médico si la orina contiene proteínas. Si es así, es posible que usted tenga síndrome nefrótico. La presencia de proteínas en la orina es una de las primeras señales de enfermedad renal.
  2. Análisis de sangre. Los resultados de los análisis de sangre pueden indicarle al médico si los riñones están depurando los desechos como es debido. Si no lo están haciendo, podría ser señal de síndrome nefrótico.
  3. Biopsia renal. En la biopsia renal, el médico analizará con un microscopio un pedacito de riñón en busca de indicios de daños y alteraciones.

Para comprobar que no haya problemas renales, deberá hacerse tanto análisis de sangre como de orina. Hacerse análisis de sangre y de orina es importante porque podría haber demasiadas proteínas en la orina a pesar de que los resultados del análisis de sangre estén bien. La presencia de proteínas en la orina podría significar que tiene enfermedad renal.

¿Cómo se trata el síndrome nefrótico?

El síndrome nefrótico no tiene cura, pero es posible que el médico le recete ciertos medicamentos para tratar los síntomas e impedir que empeoren los daños renales.

  1. Los medicamentos que controlan la presión arterial y el colesterol pueden ayudar a prevenir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.
  2. Los medicamentos que ayudan al organismo a eliminar el agua extra pueden ayudar a controlar la presión arterial y reducir la hinchazón.

¿Hay alguna dieta especial para el síndrome nefrótico?

Cambiar la forma de alimentarse puede también contribuir al control de los síntomas. En casos de síndrome nefrótico, el dietista podría recomendar cambios en la cantidad de proteínas, sal y grasa que se ingiere. Visite Kidney Kitchen para conocer el efecto que esos nutrientes pueden tener en los riñones.

Las proteínas

La cantidad de proteínas que debe ingerir depende de qué tan bien funcionen los riñones. A algunas personas con síndrome nefrótico les conviene ingerir menos proteínas. Hable con un dietista sobre la cantidad de proteínas que debe ingerir.

Vea nuestro ciber-seminario para saber cómo controlar las proteínas a través de los alimentos que ingiere.

Descargue nuestra guía de alimentos proteicos, donde encontrará una relación de los alimentos con contenido bajo, medio y alto de proteínas.

La sal

Limitar la cantidad de sal (sodio) que ingiere por las comidas y las bebidas puede ayudar a evitar la hinchazón y mantener la presión arterial en cifras saludables.

Vea los consejos de control del sodio que ofrecemos en nuestro video.

Las grasas

Ingerir alimentos con pocas grasas saturadas y colesterol puede ayudar a prevenir las cifras altas de colesterol que se asocian con el síndrome nefrótico. Dar preferencia al pescado y a los cortes de carne con poca grasa en lugar de los cortes con mucha grasa puede ayudarlo a mantener controlado el colesterol.

¿Y si me fallan los riñones?

Si el síndrome nefrótico hace que los riñones dejen de funcionar, tendrá que recibir diálisis o un trasplante renal para seguir con vida. Si le interesa recibir un trasplante, el equipo de trasplantes de un centro de trasplantes tendrá que hacerle una evaluación médica completa. La evaluación ayudará a ese equipo a decidir si usted está en condiciones para el trasplante renal. Si el equipo de trasplantes decide que lo está, el siguiente paso es que su equipo de trasplantes lo ayude a encontrar un riñón compatible. Conozca el proceso de evaluación y de búsqueda del riñón compatible.

Recursos

Vea nuestro ciber-seminario sobre el síndrome nefrótico y la glomerulonefritis focal y segmentaria para conocer mejor estos trastornos.

Descargue nuestra infografía para conocer mejor el síndrome nefrótico y la presencia de proteínas en la orina.

¿Qué tanto tendré que esperar al trasplante si necesito uno?

El proceso de inclusión en la lista de espera para el trasplante renal suele comenzar después de la evaluación. El tiempo de espera para un riñón de donante fallecido suele ser de tres a cinco años. Si usted cuenta con un donante dispuesto a donarle un riñón y en condiciones de hacerlo, podrá recibir el trasplante tan pronto como usted y esa persona estén preparados. 

¿Puedo tener síndrome nefrótico a pesar de haber recibido un trasplante?

Sí, podría tener síndrome nefrótico incluso después del trasplante. Recuerde que el síndrome nefrótico no es una enfermedad única. Es un trastorno causado por diversas enfermedades que afectan los riñones. Si recibe el trasplante renal pero no se trata la enfermedad que está perjudicando a los riñones, esa enfermedad podría dañar al riñón trasplantado.

Preguntas para el médico

Si se entera de que tiene síndrome nefrótico, hable con su médico sobre la causa de los síntomas y el tratamiento que más le conviene. A continuación proponemos algunas posibles preguntas para el médico:

  1. ¿Cuál es la causa de mis síntomas?
  2. ¿Ya descartaron la glomerulonefritis focal y segmentaria y otras causas primarias del síndrome nefrótico?
  3. ¿Qué puedo hacer para controlar mis síntomas?
  4. ¿Qué tanto tiempo más tendré hasta que necesite un trasplante o empezar a recibir diálisis?
  5. ¿Qué probabilidad hay de que el síndrome nefrótico reaparezca si recibo un trasplante?
  6. ¿Qué puedo hacer para que el síndrome nefrótico no me haga perder el riñón trasplantado?

Educational content made possible by