Artículo

La presión arterial alta

caregiver taking blood pressure black senior
La presión arterial alta (también llamada hipertensión) es la segunda causa más frecuente de falla renal, también llamada enfermedad renal terminal (ERT). Alrededor de una de cada cuatro personas con falla renal la tienen por culpa de la presión arterial alta.
Revisión médica de
AKF's Medical Advisory Committee
Última actualización
October 28, 2021

¿Qué es la hipertensión?

La presión arterial es la fuerza que hace la sangre sobre los vasos sanguíneos (los conductos del cuerpo que llevan la sangre a los órganos) al ser bombeada. Si esta fuerza es excesiva, significa que el corazón está esforzándose demasiado para bombear la sangre. Con el tiempo, la presión arterial alta puede dañar los vasos sanguíneos, y eso puede provocar problemas médicos graves, incluida la falla renal. 

La conexión entre la presión arterial alta y la enfermedad renal
person stretching

La enfermedad renal temprana también puede no presentar síntomas. A medida que la enfermedad renal empeora, algunas personas notan hinchazón en las piernas, los pies y los tobillos.

¿Cómo afecta la presión arterial a mis riñones?

El motivo por el que la presión arterial alta puede afectar los riñones es el siguiente:

  1. Los riñones necesitan recibir mucha sangre para depurar del organismo el líquido y los desechos. 
  2. Si la presión arterial alta daña los vasos sanguíneos que llevan la sangre a los riñones, estos actúan como si la persona estuviera deshidratada (como si no hubiera suficiente agua en el organismo). 
  3. Por ello, los riñones le indicarán al organismo que retenga sal y líquido. 
  4. Cuando en la sangre se acumula demasiada sal y líquido, la presión arterial sube. Con el tiempo, esto puede provocar falla renal.

¿Cuáles son los síntomas de la presión arterial alta y la enfermedad renal?

La presión arterial alta no suele generar síntomas, pero cuando alcanza cifras peligrosas puede causar:

  • Sangrados por la nariz

En sus inicios, la enfermedad renal podría no causar síntomas tampoco. A medida que la enfermedad renal empeora, algunas personas presentan hinchazón en las piernas, los pies y los tobillos.

Infórmese sobre los síntomas de la enfermedad renal

¿Cómo sabré si tengo presión arterial alta?

Para saber si tiene presión arterial alta, el médico le medirá la presión arterial con un manguito. La medición tendrá dos números, que se presentan separados por una barra:

  • El primero (el de arriba) es su presión sistólica. Se trata de la presión que hay en los vasos sanguíneos cuando el corazón late e impulsa la sangre para repartirla por el organismo.
  • El segundo (el de abajo) es su presión diastólica. Se trata de la presión que hay en los vasos sanguíneos entre un latido y el siguiente.

En los adultos se consideran saludables las cifras de presión arterial inferiores a 120/80 (se lee "ciento veinte ochenta" o "ciento veinte sobre ochenta"). En la mayoría de las personas sanas se consideran demasiado altas las cifras de presión arterial de 140/90 o superiores. En las personas con diabetes o enfermedad renal se consideran demasiado altas las cifras de presión arterial de 130/80 o superiores.

Los médicos necesitan hacer varias mediciones para saber si alguien tiene la presión arterial alta. Pregunte al médico cuál es su cifra ideal de presión arterial y con qué frecuencia se la deben tomar. El médico le podrá enseñar también a tomarse la presión arterial en la casa para poder tenerla bajo una vigilancia más estrecha.

¿Cómo sabré si la presión arterial alta está afectando mis riñones?

Para saber si los riñones han quedado dañados, el médico podría ordenar pruebas, como por ejemplo: 

  • Análisis de sangre: Para saber qué tan bien le funcionan todavía los riñones.
  • Análisis de orina (pis): Para ver si hay sangre o proteínas en la orina o detectar otros indicios de problemas.
  • Pruebas de imagen: Para ver los riñones, como por ejemplo ultrasonidos, tomografías computadas, radiografías o resonancias magnéticas  

Infórmese sobre las pruebas de evaluación de la enfermedad renal

¿Cómo tratan los médicos la presión arterial alta?

Lo primero que podría hacer un médico es recomendarle algunas modificaciones saludables de estilo de vida, como por ejemplo: 

  • Seguir un plan de alimentación con poco sodio (sal) 
  • Hacer ejercicio al menos 30 minutos casi todos los días de la semana. 
  • Dejar de fumar o de consumir tabaco  
  • Tomar menos alcohol

Si las modificaciones saludables del estilo de vida no bastan para controlar la presión arterial, es posible que el médico le recete un medicamento para la presión arterial. Hay dos tipos de medicamentos para la presión arterial que también pueden ayudar a proteger sus riñones y retrasar la enfermedad renal:

  • Los inhibidores de la enzima conversora de la angiotensina (ECA): Son un grupo de medicamentos que disminuyen la presión arterial porque ensanchan los vasos sanguíneos, ayudan a los riñones a eliminar el líquido extra y reducen la concentración de hormonas que aumentan la presión arterial.
  • Los antagonistas del receptor de la angiotensina (ARA):Son un grupo de medicamentos que disminuyen la presión arterial porque ensanchan los vasos sanguíneos.

Su médico también podría recetarle un diurético, también llamado píldora de agua. Esto ayuda al organismo a eliminar el líquido extra capaz de causar presión arterial alta.

Asegúrese de tomar todos los medicamentos como se lo indique el médico. Los medicamentos de la presión arterial funcionan mejor si los toma a diario, aunque se sienta perfectamente. 

Si los medicamentos le provocan algún efecto secundario, hable con su médico. Es posible que pueda tomar una medicina diferente que no ocasione esos efectos secundarios

¿Es reversible el daño que la presión arterial alta haya causado a mis riñones?

Si la enfermedad renal se detecta en sus inicios, a menudo se puede revertir tratando la causa (por ejemplo, la presión arterial alta). Una vez que la enfermedad renal llega a una etapa avanzada, el daño es irreversible. 

Quienes ya tienen enfermedad renal podrían retrasar el daño renal controlando la presión arterial.

 

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad renal causada por la presión arterial alta?

La presión arterial alta puede demorar años en dañar los riñones. Si ya tiene enfermedad renal, es importante que controle su presión arterial. Controlar la presión arterial puede ayudar a que los riñones no sufran más daños. A continuación se exponen algunas medidas que se pueden tomar para controlar la presión arterial y prevenir la enfermedad renal:

  • Mantenga un peso saludable. Un peso saludable puede ayudarlo a controlar su presión arterial y reducir las probabilidades de tener una enfermedad renal.Pregunte a su médico cuál es su peso saludable.
  • Siga un plan de alimentación saludable. Lo que come y bebe puede cambiar su presión arterial. Elija alimentos con poco sodio (sal) y pocas grasas para ayudar a que la presión arterial se mantenga en cifras saludables. 
  • Haga ejercicio durante 30 minutos casi todos los días. Asegúrese de hablar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios.
  • Tome todos sus medicamentos recetados tal como se lo haya dicho el médico.
  • Colabore con su médico en el control de la diabetes. Si tiene tanto diabetes como hipertensión, es más probable que presente enfermedades renales. Si tiene diabetes, colabore con su médico para controlarla.
  • Colabore con el médico para controlar el colesterol. El colesterol es una sustancia cerosa, como grasa, que se encuentra en la sangre. Tener al mismo tiempo colesterol alto y presión arterial alta puede aumentar su riesgo de presentar enfermedad renal. Las concentraciones altas de colesterol también pueden causar que su enfermedad renal empeore más rápidamente. Pregunte al médico cuál es su cifra ideal de colesterol y cómo controlarlo.
  • Limite el consumo de alcohol. Las recomendaciones sobre consumo saludable de alcohol son: 
    • En los hombres: No más de dos tragos al día. 
    • En las mujeres: No más de un trago al día.
  • Deje de fumar o de consumir tabaco. El tabaco puede agravar la presión arterial alta y los problemas renales. Si usa tabaco y abandona el hábito, reducirá sus probabilidades de presentar una enfermedad renal o ayudará a evitar que su enfermedad renal empeore.