Artículo

Las infecciones renales

Las infecciones renales se deben a la presencia de bacterias o virus en los riñones. Deben considerarse graves y tratarse de inmediato. Conozca los síntomas y las medidas de prevención.
Revisión médica de
AKF's Medical Advisory Committee
Última actualización
April 12, 2022

Cuando llegan a los riñones las bacterias o los virus (por lo general a través de las vías urinarias), pueden provocar una infección renal. Si tiene síntomas como dolor en los lados de la parte baja de la espalda, fiebre, escalofríos o dolor al orinar (es decir, al hacer pis), comuníquese con su médico de inmediato. Las infecciones renales pueden ser graves si no se tratan con antibióticos u otros medicamentos.

¿Qué es una infección renal?

Se produce una infección renal cuando llegan a los riñones las bacterias o los virus. Las infecciones renales pueden afectar ambos riñones o solo uno de ellos. Una infección renal es un tipo de infección de las vías urinarias (IVU).

¿Cuáles son los síntomas de la infección renal?

Entre los síntomas de la infección renal figuran los siguientes:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Vómitos
  • Sensación de estómago revuelto
  • Dolor en la parte baja de la espalda (en un lado o en ambos) o en las ingles
  • Orinar (hacer pis) con más frecuencia de lo normal
  • Sensación de tener que orinar a pesar de haberlo hecho hace poco
  • Dolor o quemazón al orinar 
  • Presencia de sangre o pus (un fluido espeso de color blanco o amarillo) en la orina 
  • Orina turbia o de mal olor 
  • Diarrea

Si nota alguno de estos síntomas, comuníquese de inmediato con su médico. Si está tomando un medicamento para tratar una IVU pero sigue teniendo alguno de estos síntomas, comuníquese con su médico.

¿Qué causa las infecciones renales?

Las bacterias o los virus que causan las infecciones renales suelen proceder de otra parte de las vías urinarias — como por ejemplo la vejiga, los uréteres (los conductos que conectan los riñones a la vejiga) o la uretra (el conducto por el que pasa la orina para salir del cuerpo) — y se extienden a los riñones.Otras veces, aunque con menos frecuencia, las bacterias o los virus proceden de otras partes del organismo.

Illustration of the urinary tract which includes the kidneys, ureters, bladder, and urethra.
Illustration of the urinary tract which includes the kidneys, ureters, bladder, and urethra.

También se puede producir una infección renal cuando se tapa el flujo de orina por las vías urinarias. Esto puede suceder por:

  • Piedras en los riñones
  • Agrandamiento de la próstata
  • Un problema con la forma de las vías urinarias que dificulta el tránsito de la orina

Las infecciones renales no son contagiosas: usted no se puede contagiar de alguien que la tenga ni puede transmitírsela a nadie.

¿Quiénes tienen más riesgo de infección renal?

Cualquiera puede tener una infección renal, pero es más frecuente en algunas personas; por ejemplo: 

  • Las mujeres: La uretra de las mujeres es más corta que la de los hombres, y una uretra corta facilita que las bacterias entren a las vías urinarias. En las mujeres, la uretra está además más cerca del ano (por donde salen las heces). Las bacterias pueden pasar del ano o la vagina a la uretra, y de ahí subir por las vías urinarias. El riesgo de infección renal es aún mayor en las embarazadas.
  • Las personas con diabetes
  • Las personas con un sistema inmunitario debilitado: Esto puede deberse a enfermedades (por ejemplo, la diabetes o la infección por el VIH) o al uso de ciertos medicamentos llamados inmunodepresores. Las personas portadoras de un trasplante renal o de otros órganos toman inmunodepresores.
  • Las personas que han sufrido lesiones en nervios o en la médula espinal que les impiden notar dolor en la zona de las vías urinarias: Esto puede impedirles notar los síntomas de una infección de vejiga, que a su vez puede provocar una infección renal.
  • Las personas que usan una sonda (un tubito delgado y flexible) para vaciar la orina de la vejiga

Las personas con reflujo vesicoureteral (RVU): Las personas que tienen RVU tienen unas vías urinarias que permiten que la orina fluya hacia atrás, desde la vejiga hacia los riñones.

¿Cómo sabré si tengo una infección renal?

Para ver si tiene infección renal, los médicos podrían hacerle pruebas como las siguientes:

  • Análisis de orina para ver si la orina contiene bacterias u otras señales de infección (por ejemplo, glóbulos blancos)
  • Análisis de sangre
  • Pruebas de imagen para ver los riñones; por ejemplo, radiografías, ultrasonidos o tomografías computadas
  • Tacto rectal en el caso de los hombres, que consiste en que el médico inserta en el ano un dedo (lubricado y enguantado) para ver si la glándula prostática está agrandada y tapa el flujo de orina

¿Cómo tratan los médicos las infecciones renales?

En la mayoría de los casos, los médicos tratan las infecciones renales con antibióticos (medicamentos que matan las bacterias). A menudo recetan en primer lugar un antibiótico que trata la mayoría de tipos de infección renal, ya que es muy importante tratar la infección renal de inmediato. Es posible que después cambien el tipo de antibiótico una vez conocidos los resultados de los análisis de sangre u orina.

Los médicos recetan el antibiótico en función de:

  • Qué tipo de bacteria está causando la infección
  • Qué tan severa es la infección
  • Si usted es una mujer y está embarazada
  • Si usted tiene más de 65 años
  • Si usted tuvo alguna vez problemas con ciertos antibióticos (por ejemplo, reacciones alérgicas)

Si la infección es muy grave, es posible que la persona deba permanecer hospitalizada para recibir antibióticos por vía intravenosa (a través de una vena). A veces se administran también calmantes del dolor.

Si la infección renal se debe a un problema en la forma de las vías urinarias, podría necesitarse una cirugía para corregir el problema y prevenir futuras infecciones renales.

Busque tratamiento de inmediato

En las infecciones renales es muy importante recibir tratamiento médico cuanto antes. No espere que desaparezca por sí sola. Las infecciones renales que no se tratan con la suficiente rapidez pueden causar daños renales permanentes o extenderse a otras partes del organismo y causar infecciones aún más graves, como por ejemplo las infecciones sanguíneas (sepsis), que pueden ser mortales.

Si siente dolor, consulte a su médico sobre la conveniencia de tomar calmantes del dolor de venta libre. También se puede usar una almohadilla térmica para aliviar el dolor. Además, no olvide tomar mucha agua. 

¿Cuándo comenzaré a sentirme mejor?

Una vez que comience el tratamiento, debiera empezar a sentirse mejor en pocos días. 

¿Puedo tener relaciones sexuales mientras estoy en tratamiento por una infección renal?

Una vez que se comienza el tratamiento y que han desaparecido los síntomas, por lo general no hay problema en tener relaciones sexuales. Recuerde orinar después de las relaciones sexuales para evitar que entren más bacterias a las vías urinarias

¿Cómo puedo prevenir las infecciones renales?

Las siguientes medidas podrían reducir el riesgo de contraer una infección renal:

  • Tomar agua en abundancia
  • Orinar en cuanto sienta la necesidad 
  • Orinar después de las relaciones sexuales
  • Si es una mujer, limpiarse de adelante hacia atrás después de ir al baño. Esto ayuda a evitar que las bacterias de la vagina o el ano entren a la uretra.
  • No usar aerosoles o duchas desodorantes en la zona de los genitales
  • Tratarse el estreñimiento (dificultad para evacuar las heces [hacer popó]). El estreñimiento no es síntoma de infección renal, pero puede aumentar el riesgo de entrada de bacterias a las vías urinarias porque puede dificultar el vaciamiento total de la vejiga.