Artículo

La enfermedad de cambios mínimos

Group of young children hugging
La enfermedad de cambios mínimos (ECM) es un trastorno que daña los vasos sanguíneos diminutos de los riñones, lo cual puede menoscabar el funcionamiento de los riñones. Es más frecuente en los niños que en los adultos. Con el tratamiento adecuado, los médicos pueden controlar o curar la ECM.

¿Qué es la ECM?

La ECM es un trastorno que daña los glomérulos (unos vasos sanguíneos diminutos que hay en los riñones) que depuran la sangre. Se habla de enfermedad "de cambios mínimos" porque los daños que sufren esos vasos sanguíneos son demasiado pequeños (mínimos) como para que los médicos los puedan ver con un microscopio normal, por lo cual tienen que usar un aparato muy potente llamado microscopio electrónico.

Aunque la ECM puede aparecer a cualquier edad, es más frecuente en los niños que en los adultos.

 

¿Cuáles son los síntomas de la ECM?

Las personas con ECM podrían presentar los siguientes síntomas:

  • Orina (es decir, pis) de aspecto espumoso o burbujeante
  • Hinchazón de las manos, los pies, el abdomen o la cara
  • Aumento de peso por el líquido que el organismo no puede eliminar
  • Menos apetito de lo normal

 

Red blood cell - anemia

 

La ECM puede dar lugar a un síndrome nefrótico, que es un conjunto de síntomas que indican que los riñones no funcionan como es debido. Estos síntomas son: 

Concentración elevada de colesterol (una sustancia cerosa, como grasa, que se encuentra en la sangre)

La ECM es la causa más frecuente de síndrome nefrótico en los niños.

¿Cuál es la causa de la ECM?

Los médicos no saben a ciencia cierta cuál es la causa de la ECM. En los niños suele aparecer sin causa o motivo aparente. En los adultos, la ECM podría deberse a:

  • Una reacción alérgica
  • El uso de ciertos analgésicos llamados antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
  • Tumores
  • Ciertos virus

¿Cómo sabré si tengo ECM?

Los médicos podrían hacer pruebas para ver qué tan bien le funcionan los riñones; por ejemplo:

  • Análisis de orina para ver si hay sangre o proteínas
  • Análisis de sangre para ver la concentración sanguínea de proteínas y colesterol 

La única manera de saber con seguridad si la persona tiene ECM es haciendo una biopsia renal, que es una intervención en la que los médicos extraen un pedacito de tejido renal y lo analizan con un microscopio potente.

No obstante, los médicos suelen tratar a los niños por la ECM cuando presentan síntomas, y por lo tanto es posible que no haya que hacerle la biopsia al niño si los síntomas mejoran con el tratamiento.

 

¿Cómo tratan los médicos la ECM?

Los médicos tratan la ECM con diversos medicamentos:

  • Corticosteroides ("esteroides") con los que reducir la inflamación (hinchazón) de los riñones
  • Inhibidores de la ECA para reducir la presión arterial. Estos medicamentos reducen la concentración de hormonas que elevan la presión arterial y ayudan a disminuir la cantidad de proteínas que se filtran a la orina.  
  • Diuréticos que ayudan a los riñones a eliminar la sal y el agua y hacen que la persona orine más
  • También se recomienda la restricción del sodio, que ayuda a disminuir la hinchazón del cuerpo y reduce la presión arterial en lo que los demás medicamentos comienzan a hacer efecto.

La ECM se puede tratar. La mayoría de las personas que tienen ECM mejoran a las pocas semanas de comenzar el tratamiento. 

A veces la ECM reaparece unos meses (e incluso años) después de la desaparición de los síntomas. A esto se lo llama recaída y es más frecuente en los niños con ECM que en los adultos. Sin embargo, la mayoría de los niños superan la ECM al hacerse mayores y no les quedan daños renales permanentes

¿Cómo puedo prevenir la ECM?

Puesto que los médicos no saben cuál es la causa exacta de la ECM, no se conoce ninguna manera de prevenirla.

Archivado en