Artículo

La elección del plan de hemodiálisis

Hemodialysis machine tubes closeup
Si opta por recibir hemodiálisis, podrá recibir las sesiones en un centro de diálisis o en su domicilio. Sepa cómo elegir el plan de hemodiálisis.
Revisión médica de
AKF's Medical Advisory Committee
Última actualización
November 11, 2021

Si opta por recibir hemodiálisis, podrá recibir las sesiones en un centro de diálisis o en su domicilio, de día o de noche. Aunque la mayoría de las personas reciben las sesiones de hemodiálisis en un centro de diálisis durante el día, no es la única opción. Usted puede hablar con su equipo de diálisis para determinar cuál es el plan de tratamiento que más se le acomoda.

A continuación se indican algunas opciones.

  • Hemodiálisis en un centro
  • Hemodiálisis nocturna en el centro
  • Hemodiálisis convencional domiciliaria
  • Hemodiálisis nocturna domiciliaria
  • Hemodiálisis diurna domiciliaria breve

Hemodiálisis en un centro

La hemodiálisis en un centro se efectúa en un centro de diálisis. La mayoría de quienes hacen hemodiálisis en un centro reciben tres sesiones por semana. Es posible que deba acudir con mayor o menor frecuencia, en función de lo que su médico considere más conveniente para su salud. Hablará con su centro de diálisis para programar las citas. Cada sesión de tratamiento suele demorar de tres a cinco horas.

En cada sesión, una enfermera o técnico de diálisis le insertará dos agujas en el acceso vascular. Por una de ellas saldrá la sangre del cuerpo y por la otra retornará. Si le duele al introducir las agujas, podrá pedirle a la enfermera o el técnico una crema anestésica. Usted se podrá poner esta crema en la zona de la piel donde se introducen las agujas y contribuirá a disminuir el dolor. También podrá aprender a pincharse las agujas usted mismo, lo que a veces resulta menos doloroso.

Si opta por este plan de diálisis, será importante que preste atención a los líquidos que ingiere entre las sesiones. A su organismo le costará trabajo manejar cambios rápidos e importantes en la cantidad de líquido que contiene. Aunque permanecer sentado de tres a cinco horas quizá parezca mucho, no es tanto tiempo para que su cuerpo se adapte a un contenido bastante menor de líquido. Si usted tiene demasiado líquido antes del tratamiento, es posible que note molestias durante la sesión y después de ella como consecuencia de la rapidez con que la máquina retira líquido.

Hemodiálisis nocturna en el centro

Si opta por la hemodiálisis nocturna en el centro, recibirá las sesiones de diálisis por la noche en un centro de diálisis, mientras duerme. Estas sesiones suelen hacerse tres veces por semana y cada una suele durar de seis a ocho horas. La máquina de diálisis que se emplea para la hemodiálisis nocturna en el centro es la misma que se usa para la hemodiálisis diurna, y también le tendrán que pinchar dos agujas en el acceso vascular. Recibir los tratamientos de diálisis mientras duerme quizá le permita seguir acudiendo al trabajo o a su centro académico durante el día. Además, puesto que cada sesión de diálisis dura más, la máquina puede eliminar más despacio los desechos y el líquido del organismo, y este lo tolera mejor.

Hemodiálisis convencional domiciliaria

La hemodiálisis convencional domiciliaria es un tratamiento que se aplica en su casa con la ayuda de un asistente. Tanto usted como su asistente tendrán que estar capacitados en el uso de la máquina y en la inserción de las agujas en el acceso vascular. Las máquinas de hemodiálisis domiciliaria son versiones más pequeñas de la máquina de hemodiálisis que hacen lo mismo en un centro. Este tipo de diálisis flexibiliza algo el programa de tratamientos, ya que usted puede hacer las sesiones cuando más le convenga. Sin embargo, tendrá que respetar las instrucciones del médico acerca de la cantidad de sesiones que debe hacer por semana y la duración de cada sesión. La mayoría de los que eligen la hemodiálisis convencional domiciliaria hacen tres sesiones semanales, cada una de tres a cinco horas de duración. ¡Es muy importante que no omita ningún tratamiento!

Hemodiálisis nocturna domiciliaria

Si trabaja, estudia o tiene otros compromisos durante el día, una opción es la hemodiálisis nocturna domiciliaria. Este esquema de tratamiento les permite a usted y a su asistente de diálisis hacer las sesiones en la casa mientras duermen. Cada sesión dura de seis a ocho horas y se pueden hacer cada dos días o con más frecuencia, en función de lo que el médico considere mejor para usted. Recibir las sesiones con más frecuencia y durante más tiempo implica que la retirada del líquido de la sangre es más lenta y frecuente. Es posible que así se sienta mejor entre las sesiones y pueda tener algo más de libertad en la dieta y la ingestión de líquidos.

Hemodiálisis diurna domiciliaria breve

La hemodiálisis diurna domiciliaria breve dura alrededor de dos horas y se hace a diario o casi a diario. El médico le indicará con qué frecuencia debe hacer las sesiones. Este tipo de hemodiálisis se puede hacer en cualquier momento del día que se les acomode a usted y a su asistente de diálisis. Recibir las sesiones con más frecuencia implica que la retirada del líquido de la sangre es más lenta y frecuente. Es posible que esto lo ayude a sentirse mejor entre las sesiones.